FANDOM


¿Quién no ha querido pasarse horas y horas metido en la bañera? La noche sde Halloween puede ser una buena oportunidad para ello. Este disfraz es también uno de los más fáciles de fabricarse, pues lo único que requiere es un cubo que imite una bañera y unos cuantos globos y algo de algodón para recrear la espuma. ¡Ah! Y lo más importante: un gorro de ducha para evitar mojarse el pelo.

D1